Oscar Wilde: el excéntrico escritor que perdura en el tiempo

0
2551
janeb13
LIDIA GUTIÉRREZ MARBÁN | Fotografía: Pixabay
janeb13

Oscar Wilde fue un escritor, poeta y dramaturgo británico, famoso por su habitual ingenio y sarcasmo social. Nació en 1854 en Dublín (Irlanda), en una familia aristócrata y siendo el mediano de tres hermanos.

Fue alumno de Trinity College y terminó sus estudios en Oxford, donde estudió a los clásicos de la literatura griega. Este fue un empiece para él, pues su amor por la literatura se siguió extendiendo hasta sus últimos días. Ganó varios premios de poesía clásica, como el Premio Newdigate de poesía. También compaginó sus estudios viajando por Europa y publicando sus poemas en periódicos y revistas.

En 1879 se asentó en Londres, lugar en el cual se casó y tuvo dos hijos, y donde nacieron sus increíbles obras maestras. Su primera y única novela El retrato de Dorian Gray, obras teatrales como El abanico de Lady Windermer, Salomé o La importancia de llamarse Ernesto (llevada también al cine). También destacan sus cuentos como El fantasma de Canterville, El príncipe feliz, El ruiseñor y la rosa

Posteriormente, su vida cambió abruptamente ya que fue acusado de sodomía por el padre de un amigo íntimo suyo. Por ello, fue condenado a dos años de trabajos forzados. Durante su época en la cárcel escribió La balada de la cárcel de Reading, una poesía dolorosa y dura durante su estancia allí, y De profundis una larga carta hacia su amor platónico Lord Alfred Bruce Douglas (ya que Oscar Wilde era homosexual).

Tras su salida de la cárcel es exiliado y decide abandonar Inglaterra para irse a Francia, donde viviría en Berneval hasta la muerte de su mujer. A partir de entonces y bajo el nombre de Sebastian Melmoth, viajó por Europa hasta que se estabilizó en París, donde murió en noviembre de 1900 con tan solo 46 años.

 

Oscar Wilde pertenece al realismo, más concretamente al esteticismo inglés. Lo que más suele utilizar en sus obras son: las paradojas, utiliza temas de decadencia moral y critica a la sociedad de la época victoriana y el estilo indirecto libre.

El realismo literario es un movimiento del siglo XIX con el que se propuso representar y analizar la realidad de manera objetiva y crítica, en oposición al idealismo romántico. Por otro lado, el esteticismo, fue un movimiento artístico inglés de finales del siglo XIX, basado en la doctrina de que el arte existe para beneficio de su exclusiva belleza. Creían que el arte no tiene un propósito didáctico: tan solo necesita ser bello.

En sus obras están presentes la extraordinaria fantasía del autor y el gusto por la belleza. En la mayoría de sus obras hay una idea central en común: en algún momento de su vida, o después de ella, los protagonistas entran en contacto con el dolor y los sufrimientos de los hombres y éste encuentro les produce un cambio trascendental en sus vidas.

 

Su única y célebre novela: El retrato de Dorian Gray. Narra la historia de Dorian Gray, quien posee una belleza extraordinaria. Tanto así que el pintor Basil Hallward decide pintar un retrato de él. El retrato comenzará a presentar cambios tras la llegada en su vida de Lord Henry, personaje que convence a Dorian de seguir unos ideales oscuros e inmorales. Pero con un final totalmente sorprendente, Dorian Gray es consciente de lo real y duradero en la vida.

Obras teatrales famosas como: La importancia de llamarse Ernesto o El abanico de Lady Windermere. La primera, trata de un joven llamado Jack Worthing y su relación (ficticia) con su hermano Ernesto. Por otro lado, está su amigo Algy Moncrieff que le acompaña en todos sus acontecimientos, siendo a veces incluso descarado. Conocen a dos mujeres de las cuales se enamoran y ellas quieren casarse con un hombre que se llame Ernesto. Aquí comienza la gran mentira de ambos jóvenes y que tiene un desenlace inesperado.

Por otro lado, El abanico de Lady Windermere, trata de la historia de Lady Windermere quien cree que su marido le es infiel con otra mujer. Ella le pide explicaciones y su marido decide celebrar una fiesta en la cual invita a la supuesta ‘amante’. A partir de aquí, la historia continúa y finaliza siendo protagonista el abanico de Lady Windermere.

Cuentos como el Fantasma de Canterville que también lo llevaron a la fama. Todos sus cuentos tienen un trasfondo social y real sobre la vida. De profundis trata de las cartas que escribió durante su estadía en la cárcel hacia su amor platónico, y por último La balada de la cárcel de Reading, una obra poética que describe los sentimientos de una persona privada de la libertad y condenada a pena de muerte.

Lidia Gutiérrez

Sus obras son impresionantes. Cada una distinta, con un trasfondo real sobre la vida y la sociedad que a veces es invisible a los ojos de los demás. Todos los temas los trata con dureza, pero con veracidad. Y los finales de sus libros son totalmente inesperados e impresionantes. Su forma de escribir te atrapa en un segundo y su forma de relatar los hechos es lo que hace especial a este autor. Al igual que una de sus frases: ‘Sé tu mismo, los demás puestos están ocupados’.

WikiImages