‘Estudiar periodismo era el sueño de mi infancia’, Laura González

0
904
ALEJANDRA ABAD GARCÍA

De Burgos a Valladolid se trasladó Laura González para cumplir su sueño de ser periodista. Graduada en la Universidad de Valladolid en el año 2022, donde realizó diversos trabajos en los que ella misma destaca su reportaje en la asignatura de ciberperiodismo y su TFG. La estudiante ha demostrado en todo momento altas capacidades a pesar de sufrir desde niña parálisis cerebral. Tras acabar la carrera no estaba en búsqueda activa de empleo, pero le surgió una oferta de trabajo en ASPACE Madrid y actualmente está trabajando ahí. Al mismo tiempo, está realizando el Máster Universitario en Comunicación de las Organizaciones, de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Estas realizando un máster en comunicación organizacional y antes de acabarlo has conseguido trabajo ¿Cómo lo has logrado?

El 13 de enero me llegó la oferta de empleo por email por parte de la trabajadora social de ASPACE Madrid y esa misma tarde envié mi currículum junto a una carta de presentación. Buscaban a alguien con discapacidad, y preferiblemente con parálisis cerebral. Después de esto, el 26 de enero me realizaron una entrevista y el 6 de febrero empecé a trabajar.

¿Recomiendas a los estudiantes de periodismo realizar un máster enfocado a las salidas profesionales que les apasionen? ¿Opinas que la formación continua facilita las opciones de encontrar trabajo? Lo recomiendo, por mi parte me lo he tomado como mi quinto año de carrera, es una continuación de la carrera más especializada. Por suerte o por desgracia, hoy en día tener títulos es muy importante y ayuda a que el currículum quede mejor.

¿Cómo está siendo tu trabajo en la asociación y cual crees que es la ayuda que estás ofreciendo con tu labor?

Sobre todo, me encargo de gestionar las redes sociales de la federación, llevo la relación con los medios de comunicación y formo parte del proyecto de actualización de la página web dando mi opinión junto a mi jefa y mis compañeros. Aparte de esto, tenemos un blog en el que los colaboradores que son personas con parálisis cerebral escriben sus experiencias y proponen temas. Si no hay ningún tema propuesto, me encargo de proponerlos y subirlo al blog paralelo a la página web. En esta página me encargo de subir las noticias. Resaltar que todo el trabajo lo realizo desde casa.

¿Qué consejos daría a los futuros periodistas para que no se desanimen y sigan estudiando?

Recomiendo a los estudiantes que cuando acaben la carrera busquen oportunidades en un sitio más grande como Madrid. No sólo si quieren realizar un máster, sino también con la finalidad de realizar unas buenas prácticas y así conseguir contactos. Es una ciudad más grande y con más gente donde hay más oportunidades. Por otro lado, a los estudiantes que están en primero y estén algo desencantados con la carrera les aconsejo que se den una oportunidad hasta segundo para ver si el periodismo es aquello que les apasiona, ya que primero es la base para adquirir conocimientos.

¿Desde siempre has querido estudiar periodismo? ¿Cuál es la parte que más te ha gustado del periodismo?

Cuando era muy pequeña, decía que quería estudiar Periodismo, pero, como tanta gente me decía que no había trabajo, descarté la idea durante años. Posteriormente, durante muchos años creí que quería estudiar ingeniería informática. Como no puedo escribir a mano y me servía del ordenador, pensaba que quería convertir mi herramienta de trabajo en mi profesión, pero la realidad es que, desde pequeña, las matemáticas se me han dado muy mal; sin embargo, en lengua y en inglés sacaba muy buenas notas. Muchas veces, dependía de mi madre para que me escribiese las tareas de matemáticas porque escribir ecuaciones en el ordenador me quitaba mucho tiempo. Esto me ocasionaba mucha dependencia, generaba discusiones y, además, yo no disfrutaba cursando esas asignaturas, por lo que en cuarto de la ESO me cambié de Ciencias a Letras para estudiar Periodismo y retomar así mi sueño de la infancia.

La parte del periodismo que más me gusta es el ciberperiodismo. Aunque no me dedico a ello profesionalmente, no lo descarto para un futuro. Las prácticas de la carrera las realicé en el Gabinete de Comunicación de la Universidad de Burgos y fue ahí cuando me di cuenta de que quería enfocar mi camino profesional a la comunicación corporativa e institucional. Me gustan mucho las labores que se realizan en los gabinetes y además creo que el ritmo de trabajo y las funciones que allí se desempeñan se ajustan más a las limitaciones físicas de mi discapacidad que en los medios de comunicación, donde se funciona a un ritmo frenético. Esa es la razón por la que decanté por el máster que estoy haciendo.

¿Cómo ha sido el expediente que has tenido en la universidad?

Acabé la carrera con una media de ocho, había asignaturas que se me daban peor como radio donde sacaba notas más bajas, pero como a todo el mundo.

¿Podrías contarnos cómo ha sido el apoyo por parte de tu familia durante los cuatro años de la universidad?

El apoyo ha sido muy grande. Ahora que estoy en Madrid vivo con la ayuda de asistentes personales. Soy de Burgos y cuando empecé la carrera mi madre se mudó conmigo a Valladolid. Estuvo conmigo allí durante los cuatro años de carrera, quitando, lógicamente, los periodos de confinamiento y semipresencialidad, que nos íbamos a Burgos.

 

Eres sin duda una alumna modelo dentro de nuestra universidad ¿Cuál ha sido el secreto de obtener tus buenos resultados académicos?

El secreto está en hacer algo que realmente te guste y ver que se te da bien. No a todos se nos da bien todo y no pasa nada, es algo que hay que asumir. No hay que fiarnos de lo que nos diga la gente de las salidas profesionales, hay que ver en lo que cada uno es bueno y potenciarlo al máximo.

¿Podrías trasladarnos desde tu perspectiva qué es la parálisis cerebral?

Es un conjunto de trastornos que afectan a todo el sistema motor y en algunos casos, aunque no es el mío, a nivel cognitivo. Las personas con parálisis cerebral somos muy diferentes unas de otras, pero tenemos el mismo diagnóstico. La mayoría utilizamos silla de ruedas; hay personas que, por ejemplo, no pueden hablar; otras pueden caminar pero tienen dificultades para hablar… La parálisis cerebral es muy amplia, muy variada.

¿La universidad te ha dado el apoyo y la ayudada necesaria?

Sí, en Valladolid me he sentido muy apoyada. Rafael de la Puente, Técnico en Servicios Sociales, ha sido la persona que me ha ayudado y ha realizado un trabajo espectacular. Trabaja en la Unidad de atención a personas con discapacidad de la Universidad de Valladolid. Dependiendo de la universidad, este organismo cambia de nombre y tiene más técnicos o menos.

¿Qué recomiendas o qué consejo darías a la UVa para apoyar de mejor forma a personas en tu situación o con otro tipo de discapacidad?

Cada persona tiene su experiencia y es probable que no todas hayan sido buenas, pero yo personalmente no tengo ninguna queja, porque Rafa estaba ahí para cualquier cosa que necesitase.