Cuidar la imagen y la forma de comunicar

0
278
ALEJANDRA ABAD GARCÍA  |  Fotografía: Alejandra Abad

Las personas nos comunicamos constantemente, necesitamos comunicar para poder relacionarnos con el exterior y establecer así vínculos sociales. Es imprescindible revindicar el periodismo como la forma de comunicación de masas.

“El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse” “La formación de los futuros profesionales del periodismo es exigente, porque debe ir más allá del ejercicio de un puro oficio; debe lograr personas inmersas en la realidad constantes en el trabajo, rigurosas en la interacción con las fuentes y socialmente responsables con todo lo que ello implica, más ahora, cuando está por nacer la Sociedad de la Información”.

En la actualidad, el escenario social de comunicación se encuentra invadido por las fake news, el ciudadano y el periodista deben saber cómo desenvolverse en un “territorio” que no es ni el de la información ni el del conocimiento. Es necesario una fuerte cohesión social para controlar el ruido digital existente. Para conseguirlo, es imprescindible la labor de los profesionales de la comunicación, pero también de las escuelas o universidades en cuanto a la formación de sus estudiantes. El periodismo actual debe abogar por difundir información de calidad, y además tratar de combatir aquellas informaciones falsas y sin contraste que se difunden por la sociedad.

Varios grupos de periodistas se están uniendo de unos años atrás a la actualidad, con la finalidad de impulsar medios de comunicación sin ánimo de lucro. Este periodismo sin ánimo de lucro aún cuenta con algunos problemas, como son, el objetivo que aun no han conseguido de tener un modelo económico sostenible y la independencia absoluta de sus fuentes de comunicación.

Muchos son los periódicos que tienen el objetivo de convertirse en entidades sin ánimo de lucro con la finalidad de tener nuevas vías de financiación y orientar la organización hacia una causa común para formar un compromiso entre el periódico y los lectores.

Las organizaciones sin ánimo de lucro deben crear y mantener una buena relación con sus lectores para generar una visión positiva que les ayude a conseguir sus propósitos. Los periodistas deben comunicar de forma correcta y en el momento correcto. Los recursos de los que dependen estas organizaciones no están siempre garantizados por lo que deben cuidar su imagen y su manera de informar.

Esta forma sin ánimo de lucro, no se trata de un modelo nuevo. Una de las organizaciones periodísticas pioneras sin ánimo de lucro es la agencia AP, fundada a finales del siglo XIX. Tratan de conseguir los recursos suficientes que les permita autosostenerse y garantizar buenas condiciones laborales a su plantilla.  Para mantenerse recurren a publicidad, donaciones, suscripciones, entre otros.

Estas organizaciones apuestan por un modelo “largo”, un periodismo lento y un periodismo de la rama de la investigación. Suelen realizar trabajos con otras organizaciones periodísticas, ONGs y universidades para ofrecer contenidos novedosos que se salgan de lo habitual. Estos medios quieren innovar en la forma en la que se relacionan con la audiencia y sus equipos de trabajo son pequeños.