Todo sobre la charla del Tratamiento periodístico y Diversidad sexual

0
342
ALBA RODRÍGUEZ MEDIAVILLA  |  Fotografía: Alba Calle

Francisco Tomás Vera e Inés Modrón Lecue han mostrado a los alumnos de periodismo de la UVa el correcto tratamiento periodístico ante la gran diversidad sexual existente. Al inicio de esta charla, el periodista, guionista y escritor, junto a Inés, también periodista graduada por la UVa, han introducido el tema a tratar en el taller: la diversidad sexual y su tratamiento en los medios de comunicación.

Ejemplificando la mala representación

Al terminar la introducción, han comenzado a mostrar ejemplos de noticias realizadas por medios de comunicación a través de periódicos digitales y, redes sociales, donde llevaban a cabo un uso incorrecto del tratamiento hacia las personas pertenecientes a la comunidad LGTBI. El titular ‘Petra de Sutter, el primer ministro transexual de Europa’ fue uno de los ejemplos expuestos en el taller. Hay un error de tratamiento ya que nombran a Petra de Sutter como hombre, cuando verdaderamente siempre ha sido una mujer.

Seguido de este ejemplo, se han comentado dos temas de gran importancia. El primero, la equivocación que hay al mezclar orientación sexual, con la identidad sexual, que es ejercida tanto por los medios de comunicación como en sus espectadores. El segundo tema es la aparición de la homofobia, bifobia o transfobia en los medios. Estos dos ejemplos los han podido mostrar en una noticia publicada por El Mundo: ‘Angelina Jolie: su “hije” Shiloh vuelve a ser aparentemente una chica’.

Varios alumnos intervinieron con sus preguntas durante el taller. En este espacio surgió una duda a través de otro titular realizado por El Mundo: ‘¿Quién es Elsa Ruiz, la humorista transexual que acompañó a Risto Mejide en: Todo es mentira’. Esta cuestión trataba sobre la necesidad de poner siempre etiquetas dedicadas únicamente a las personas LGTBI. Francisco Tomás explicó que el problema viene dado por ‘la presunción de heterosexual, donde a todos se nos presupone que somos heterosexuales’. Éll opina que esas etiquetas eran buenas para “poder visibilizarnos y mostrar sobre todo quiénes somos y la diversidad que hay dentro de nuestra comunidad”. Además, recalcó que las personas homosexuales no son un sustantivo, no es correcto referirse a él como “el homosexual”, sino “el periodista homosexual”.

Las medidas a tomar como periodistas

Posteriormente, mostraron una columna periodística del 2018 en la que el autor daba su opinión acerca del cambio de sexo en España de una manera ofensiva. Relacionaba la transexualidad con una equivocación de identidad por un dolor de cabeza y recomendaba mejor tomar una aspirina. Los periodistas comentaron acerca de esto que es necesaria la existencia de la libertad de expresión, siempre y cuando haya respeto y cierta imparcialidad y objetividad.

Continuaron con recomendaciones para mejorar nuestro tratamiento en el momento de referirnos a las personas pertenecientes a la comunidad en los medios de comunicación. Entre las medidas a tomar: evitar expresiones discriminatorias, consultar glosarios con terminología adecuada, aportar contexto o no utilizar la opinión para atacar. Por otro lado, contrastaron las expresiones a evitar con las expresiones inclusivas. Por ejemplo, no se debe utilizar el término ‘bollera’ o ‘tortillera’ pare referirse a una lesbiana, el término aceptado es este último. Lo mismo ocurre con expresiones como ‘travelo’ o ‘travestido’ para una persona transexual.

Al final del taller, realizaron actividades con la misma temática que la charla, donde dividieron a la clase en tres grupos. Una de ellas se basaba en una entrevista al propio Francisco Tomás sobre su último libro del acoso escolar. Explicó que era una novela autobiográfica sobre el acoso que vivió durante 7 años en el colegio por el hecho de ser homosexual. Para una buena representación en los medios es necesario seguir luchando para no invisibilizar la existencia y los delitos de odio hacia el colectivo LGTBI.