«Sois el futuro y el cambio del periodismo»

1
1124

«Sois el futuro y el cambio del periodismo». Son las palabras de ánimo de Margarita Antón Crespo, profesora titular de la Universidad de Valladolid y doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Cursó además un máster de periodismo especializado y fue decana de la Universidad de la Laguna, cargo que dejó para abordar la creación de periodismo en la Uva. En tiempos tan complicados para el oficio como los actuales, Margarita confía en sus alumnos.

I.- Seguramente, desde que usted elaboró la tesis sobre prensa y juventud, la situación habrá cambiado ¿ Cómo cree que se acerca el público juvenil hoy en día a la prensa diaria?

M.A.C.- Pienso que el público juvenil se acerca más bien a la prensa digital, en Internet. Quizá porque le es más cómodo, porque no quiere gastarse dinero en comprar el producto impreso. Por otra parte, la prensa de hoy en día son las noticias del día anterior, y al joven le gusta lo que pasa al instante y, más concretamente, los problemas del día a día, de su entorno.

I.- La tesis doctoral la realizó en la Universidad Complutense, más tarde fue decana de la Universidad de La Laguna, y llegó a Valladolid para fundar periodismo. ¿Qué le aporto el cambio?

M.A.C.- Pasar de ser decana a fundar una nueva licenciatura supuso un enriquecimiento. Pude plasmar lo que había aprendido durante muchos años. Por otro lado, para mí Castilla era la gran desconocida. Yo había estudiado en el País Vasco y en Madrid, vivido muchos años en Canarias… La nueva experiencia me completó. Gracias a ella pude conocer mejor la sociedad castellana y sus intereses. También aquí llevé a la práctica toda mi experiencia traída del Decanato como parte de una bonita labor.

I.- En relación a la fundación de la licenciatura en Valladolid, ¿Qué consideraba indispensable en aquel entonces para poner en marcha Periodismo?

M.A.C.- Lo primero fue la creación del aula multimedia. Pedí también una hemeroteca, pero me dijeron que no había espacio ni posibilidades, por eso hicimos un convenio para que dispusiéramos de ella de forma on line. Todavía no se ha creado… Esa es una de mis pequeñas heridas.

Otra de las ideas que tenía muy claras es que los estudiantes de Periodismo tenían que salir al extranjero, de ahí la gestión de las becas Erasmus; es necesario conocer otras sociedades y otros idiomas. También un punto importante fueron los convenios de prácticas: el alumno se forma y hace relaciones para poder colocarse más tarde.

I.- Acabamos de hablar de los elementos que veía indispensables a la hora de fundar Periodismo. ¿Cuáles son en su opinión, las características que deben reunir los estudiantes de esta titulación?

M.A.C.- Tienen que tener una curiosidad innata por lo que acontece diariamente, también una visión muy clara de la historia, tanto de España como mundial: en qué momento estamos y de donde venimos. Las noticias enlazan el pasado y van hacia el futuro.

La teoría e historia del Periodismo se pueden aprender, pero es indispensable esa curiosidad que nos conduce a buscar toda la información en una noticia, a apasionarnos por el trabajo…

I.- Es cierto, periodismo se puede aprender, y actualmente en dos modalidades ¿Cuál es el mayor cambio que se ha experimentado en el paso de la licenciatura al grado?

M.A.C.- Aunque el grado no es perfecto, el cambio ha sido a mejor. La licenciatura tenía muchas asignaturas que no eran específicas del plan de estudios correspondiente. Éstas se han eliminado y se han incluido  materias propiamente periodísticas. Yo hubiese hecho más modernizaciones, pero en general se ha mejorado.

I.- En relación a los estudios de Periodismo, la escritora Lucía Etxebarria afirmó tras cursarlos que no le habían servido para nada. ¿Qué le parece esta afirmación?

M.A.C.- No sé si estudió, cuáles fueron sus notas, ni el interés que tuvo en la carrera. A veces me he quedado perpleja, cuando periodistas a los que había invitado a dar una conferencia afirmaban que no era necesario el título para ejercer como tal. Yo no lo considero así. Precisamente, si esas personas estaban allí como ponentes era porque habían estudiado en una facultad de comunicación. Si hubieran estudiado enfermería estarían en un hospital… Cuando un alumno estudia con interés y va más allá de lo que le enseñan en las aulas, esa persona sale mucho más preparada que cualquiera que se introduzca por casualidad en el mundo periodístico. de hecho, yo he hablado con directores de periódicos que tienen a licenciados en Filología en su plantilla y suelen confirmar que les ha costado enseñarles la técnica periodística.

I.- ¿Podríamos afirmar que la titulación está infravalorada hoy en día? ¿Por qué se ha pasado del prestigio al ninguneo?

M.A.C.- En mi opinión no es la carrera la que está infravalorada, sino el periodismo en sí. El profesional siempre ha gozado de prestigio porque era quien contaba las noticias, provenía del mundo literario y político.

Hoy la valoración del oficio ha caído en picado. La gran velocidad con la que se escriben noticias ha hecho que ya no se contrasten las fuentes, que no haya objetividad. Además, algunos medios de comunicación tiran de los blogs de  ciudadanos, no de periodistas. Un matiz que pocas personas entienden… Y si las nuevas tecnologías han dado un empuje a la profesión, no es menos cierto que han sido parte del declive.

I.- ¿Podríamos relacionar ese declive con la espectacularización de las noticias, sobre todo, en televisión?

M.A.C.- Totalmente. Hoy en día hay una prioridad: captar audiencia. Para ello se comercializa la información, se convierte en espectáculo.

I.- A la pérdida de prestigio de la profesión, se suma la pérdida de puestos de trabajo en la misma. Se trata, junto con la construcción, de las profesiones más dañadas por la crisis. ¿Por qué?

M.A.C.- Ésta es una carrera atractiva y se ha acudido de forma masiva a ella. Además, se ha dado un aumento colosal del número de facultades de Ciencias de la Información y la Comunicación.

En el caso de la UVa, de cada promoción salen alrededor de 100 licenciados, más los de Comunicación Audiovisual de Burgos, junto con los de la Pontificia de Salamanca, etcétera… Todo esto solo en Castilla y León. Al haber disminuido los puestos de trabajo y la venta de periódicos, es comprensible lo que está ocurriendo.

I.- ¿Ésta situación tiene solución? ¿Qué alternativas hay?

M.A.C.- En el corto plazo no hay capacidad de maniobra. Las salidas profesionales en la actualidad son aquellas encaminadas al periodismo digital. También las agencias de prensa y los gabinetes de comunicación suponen opciones interesantes.

I.- Después de hablar de este panorama tan poco amigable, ¿Podría decirnos algunas palabras para que no decaiga el ánimo y continuemos ilusionados con la titulación?

M.A.C.- El periodismo es bellísimo. Animo a los alumnos a que hagan más preguntas desde las clases, pero también a que investiguen. Tengo puestas mis esperanzas en los estudiantes de esta facultad. Considero que en ellos está el cambio y el futuro del periodismo.

I.- Muchas gracias, Margarita.

M.A.C.- A vosotros.

 Carlos de la Roca

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.